5 trucos para el look navideño más cómodo

navidades comodas y radiantes

Porque tu comodidad es tan importante como tu estilazo

Se acercan esas fechas tan especiales que hacen que te olvides del frío que hace en la calle y te centres en ver a los parientes, los amigos, comprarte algo de ropa y hacer regalos: ¡la Navidad!  Como sabemos que las cenas familiares requieren una preparación tanto mental como física, te traemos 5 trucos muy fáciles y efectivos para que encuentres el look perfecto para ti para brillar toda la noche sin dejar de estar comodísima. ¡Vamos allá!

Chica celebrando que ha llegado la navidad
Tú a 1 de noviembre

1. Prepara tu piel y tu cara

Sabemos que puede sonar un poco raro, así que nos explicaremos mejor. Durante las fiestas, puede ser que comas diferente y eso se traduzca en el aspecto de tu piel, así que te recomendamos que seas muy estricta con el cuidado de esta. Tanto si ya tienes una rutina de skin care como si no, dedícate tiempo y mima esta parte tan importante de ti 🥰✨ Que tu piel se vea sana y cuidada, es vital para que tu look entero brille. Y si además te gusta utilizar maquillaje, te damos unas recomendaciones más abajo 😉

2. Brilla sin dejar de estar cómoda

Este es el mejor consejo que podemos darte. Esta genial ese vestido de lentejuelas doradas pero si te pica, déjalo. Esos pantalones de flecos son geniales pero si se te enganchan con todo, déjalo. Esa blusa de mangas acampanadas es brutal pero si la vas a meter otra vez en el plato de sopa déjalo. No vale la pena.

Elsa de Frozen cantando "Let it go"
Déjalo, déjalo...

Así que te aconsejamos, si te gusta llevar vestido, póntelo. Hay muchas opciones para estar radiante y que no te pique o cuelgue nada (del vestido, hablamos 😜). Como por ejemplo el Vestido Hepburn, solo para las más fans de las alfombras rojas y la elegancia. Este es el compañero perfecto para esa fiesta después de la cena familiar en la que todo el mundo viste de Gala y tú además, quieres ir tan cómoda como si fueras en pijama 🤯❤️ Porqué si, valoramos por igual tu comodidad y tu sex-appeal.

Pero no te preocupes, si eres más de pantalones y tops, no eres un bicho raro y que nadie te convenza de lo contrario. Te recomendamos que te pongas unos pantalones bien cómodos y llamativos. Hablando en plata, no te pongas el chandal pero no renuncies a la sensación de llevarlo 😊¿Cómo? Hazte con unos pantalones de lentejuelas como los Pantalones Janis que llevan forro por dentro para que no piquen ni pases frío o unos brillantes como los Pantalones Debbie. ¡Son mágicamente comodísimos!

El único problema que puede surgirte con unos pantalones así es ¡combinarlo! Muchas veces, son demasiado espectaculares para saber con qué pueden quedar bien. Por ello te recomendamos que te pases por nuestro artículo Mejores combinaciones de pantalones y tops, ahí tienes muchos buenos truquillos.

3. Zapatos: dulce condena

Y ahora que ya tienes el conjunto, te falta la parte más complicada. ¿Por qué? Porque los zapatos de tacón quedan increíbles pero... ¿Hello? Estamos en invierno. Y botas y pantalones acampanados: Just kill me 🤨

Así que, ¿cómo lo solucionamos? Eh aquí nuestros dos consejitos: botines y medias. Parece simple pero es extremadamente efectivo. Siempre que no se mate con los pantalones, utiliza unos botines de tacón para una figura más estilizada y en los casos en los que sea imposible de combinar, coge tus tacones favoritos (aunque sean destapados) y póntelos con unas medias transparentes para no pasar tanto frío.

4. ¿Bolso, bolsa o mochila de acampada?

Ok, nos hemos pasado, pero almenos a nosotras nos pasa que no nos caben la infinidad de cosas que llevamos en el bolso. Típico que se te cae en el suelo y estás media vida para recolocarlo todo dentro otra vez.

Y no nos engañemos, esos micro bolsos de fiesta están hechos para llevar el móvil, el DNI y un pañuelo delgadito y bien doblado.

Nuestro consejo: si eres de las nuestras, te recomendamos que cojas un par de bolsos (y no uno, como la gente normal). La idea es resolver tus necesidades depende del espacio en el que estés. Por ejemplo: Cena familiar en casa de tu tía. Solo necesitas el móvil, algo para distraer a tus primos, pañuelos por si te manchas de comida (habrá mucha) y paciencia. Te cabe en un microbolso. Fiesta con tus amigas después de la cena familiar: Solo necesitas el móvil, dinero en efectivo, DNI y maquillaje por si, de tanto bailar, quieres un retoque. Te cabe en un microbolso. Pero todo lo que necesitas en los dos espacios, puede esperar en tu coche en una bolsa más grande o donde tu decidas (mochila de acampada también es una opción, así puedes dejar la ropa para el día siguiente, si la noche se pone interesante 😏).

La maleta que necesitas para estas Navidades.

5. Complementos que suman

Así que ya lo sabes, puedes ir espectacular estas Navidades con la comodidad de llevar tu pijama siguiendo estos consejitos 😘

Su mismo nombre lo indica; deberían complementar. Y es una ley que puede aplicarse a todos los conjuntos: si la prenda ya es protagonista por si sola, no le pongamos un complemento que le robe ese protagonismo. Además, están super de moda los complementos minimalistas estilo anillos pequeños, collares finos con algún brillantito discreto... Solo hay que echar un vistazo a las redes sociales 🥰 ¡Importantísimo! No te pongas un collar demasiado pesado o una pulsera que no te permita comer tranquilamente. Tu comodidad es lo más importante 😇

Elena, Not is Not

Posts relacionados.

facebook-squarepinterestinstagram